Para desarrollar y mejorar realmente el ETHNA System, hay que ponerlo a prueba en situaciones reales. Aplicar, probar, perfeccionar… mediante un proceso iterativo, el método ETHNA Lab está llevando a seis organizaciones de toda Europa a través de un proceso inclusivo de desarrollo, prueba y perfeccionamiento del ETHNA System.

Tras meses de desarrollo, el método ETHNA Lab y los materiales de formación (entrega 5.3) se han publicado y se están poniendo en práctica. El entregable incluye una guía sobre el proceso del ETHNA Lab, seguida de reflexiones sobre el desarrollo metodológico del ETHNA Lab y su puesta en práctica. «Ha sido una experiencia reveladora ver cómo el proceso de ETHNA Lab reúne a las partes interesadas para co-crear, experimentar y evaluar los elementos del ETHNA System en contextos muy diferentes», compartió Sigrid Vedel Neuhaus, de la Fundación del Consejo Danés de Tecnología (DBT), el socio que apoya el proceso de implementación.

En el primer paso, las seis organizaciones ejecutoras han creado planes de ejecución (entrega 5.1). Además, cada organización ha creado planes de participación de las partes interesadas (Entregable 5.2), que proporcionan información sobre los planes para involucrar a las partes interesadas de la Cuádruple Hélice en la implementación, prueba y mejora del ETHNA System. La participación de las partes interesadas de la Cuádruple Hélice es clave en el proceso de desarrollo co-creativo del ETHNA System, asegurando su utilidad y relevancia, así como su sensibilidad a los diferentes valores y preocupaciones sociales.

El proceso de ETHNA Lab se desarrolla actualmente de forma simultánea en seis organizaciones diferentes de cuatro contextos de investigación e innovación distintos. Durante el período comprendido entre diciembre de 2021 y octubre de 2022, las organizaciones implementadoras han adaptado el proceso de ETHNA Lab y el ETHNA System a su propia realidad organizativa.

Actualmente, cada una de las organizaciones se enfrenta a diferentes oportunidades y retos en su aplicación del ETHNA System. Por ejemplo, en el contexto de una universidad, la Universidad Jaume I de Castellón (UJI) ha dirigido varios talleres críticos de consulta externa. El Dr. Ramón Feenstra, de la UJI, ha comprobado que «el proyecto de implantación ha sido un verdadero reto para los participantes. Descubrir la gran pluralidad

de disciplinas y pensamientos es uno de los aspectos más destacados. Acabas conociendo a gente muy variada: ¿quién dijo que la ética de la investigación es aburrida?». En la otra universidad, la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología (NTNU), donde ya existen herramientas similares a las propuestas por el ETHNA System, el responsable de RRI está explorando el éxito de la integración de estos instrumentos en la vida de un departamento y cómo el ETHNA System podría aportar un valor añadido.

La institución encargada de la aplicación, el Consejo de Educación y Juventud (Harno), la agencia del gobierno estonio que apoya a las instituciones educativas y de investigación, está avanzando sin problemas en el proceso de desarrollo de procedimientos de gobernanza ética. Se han celebrado múltiples actos de concienciación para grupos internos sobre ética, género y acceso abierto, y el responsable de RRI designado, junto con el grupo de trabajo, se reúne regularmente. El primer bloque del conjunto de bloques de construcción del ETHNA System fue un tratamiento en profundidad de la cuestión de la diversidad de género, a raíz del cual se prepararon secciones para el Código de Ética y Buenas Prácticas. Gracias a este esfuerzo, se aprobó el Plan de Igualdad de Género de Harno para el periodo 2022-2027.

En el Fondo de Investigación Aplicada y Comunicaciones (ARC Fund) la implantación del ETHNA System está muy avanzada. Se ha formado un funcionario de RRI y un grupo de trabajo para elaborar un Código de Ética y Buenas Prácticas. El grupo de trabajo ha realizado varias entrevistas y está planeando un taller con las partes interesadas internas como parte del desarrollo del Código. Una vez finalizado el Código, también se formará un Consejo de Ética de la Investigación. Por último, todos los miembros del personal participarán en una serie de formaciones (ética de la investigación; métodos de participación pública; cuestiones de igualdad de género y diversidad en la investigación; y formación sobre el acceso abierto).

Por último, Espaitec, el Parque Científico y Tecnológico de la UJI, que trabaja en el ámbito de la Innovación, está elaborando un Código Ético y de Buenas Prácticas en materia de perspectiva de género. Como Espaitec no es un centro de investigación, un reto clave ha sido la falta de referencias de buenas prácticas en ecosistemas como el suyo. «Nos hemos dado cuenta de que hay muchos ejemplos de investigación responsable, pero no tanto de centros de innovación. Así, una de las principales dificultades ha sido identificar buenas prácticas que puedan servir a todas las empresas asentadas en el parque, ya que desarrollan su actividad en sectores muy diversos como el energético y medioambiental, el de las TIC, el sanitario y el biotecnológico, entre otros», señaló Eva Pardo Gil, de Espaitec.

Hacia finales de año se publicarán informes que analizarán la implantación del ETHNA System y recogerán las dificultades encontradas en el proceso.

Descargar el documento 5.1

Descargar el documento 5.2

Descargar el documento 5.3

Todos los entregables del proyecto ETHNA System se pueden encontrar aquí.

Los entregables aún no han sido revisados por la Comisión Europea. Por lo tanto, su contenido podría cambiar como resultado del proceso de revisión